Conectarse

Recuperar mi contraseña




Soul
Administrador
Perfil / MP

Boshi
Administrador
Design
Publicista


Perfil / MP

Yumiko ~
Administrador
Perfil / MP

Natsuke
Administrador
Perfil / MP


Últimos temas
» Afiliacion elite
Dom Feb 23, 2014 12:21 am por Invitado

» Torre de Dios [Re - Apertura] Elite.
Mar Feb 18, 2014 11:07 am por Invitado

» Looking For You
Vie Ene 17, 2014 12:50 am por Invitado

» Atack on titan foro rol ¡RE-APERTURA!
Lun Ene 06, 2014 4:00 am por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Ene 05, 2014 12:29 am por Invitado

» Compass rose [Elite]
Sáb Dic 21, 2013 6:51 pm por Invitado

» Jutsus de la Academia
Jue Dic 19, 2013 10:15 am por FrancoM

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 6:12 pm por Invitado

» Rol naruto Zero [ Afilacion Elite]
Sáb Nov 16, 2013 1:38 pm por Invitado




Libre
Ganador #1
Libre
Ganador #2
Libre
Ganador #3
Libre
Ganador #4
Libre
Ganador #5
Libre
Ganador #6
Libre
Ganador #7
Libre
Ganador #8


Naruto AdvanceSword Art Online (SAO)Shinobi Wishkuroshitsuji Rol





NINJA SOUL ESTA PROTEGIDO POR CREATIVE COMMONS RECONOCIMIENTO-NO COMERCIAL –SIN OBRA DERIVADA 3.0 UNPORT LICENSE. NARUTO/NARUTO SHIPPUDEN ES UNA SERIE/MANGA PERTENECE A SU AUTOR ORIGINAL MASASHI KISHIMOTO. TODO EL CONTENIDO QUE SE ESTABLECE EN EL FORO ES PROPIEDAD DE SUS RESPECTIVOS AUTORES. ALGUNAS DE LAS IMÁGENES PERTENECEN A ZEROCHAN. EL DISEÑO Y SKIN PERTENECEN A LA CREADORA SOELIUM Y EDART EN LA CORRECCIÓN DE CODES. LA COPIA TOTAL O PARCIAL TANTO DE IMAGEN COMO CONTENIDO DE ESTE FORO ESTA COMPLETAMENTE PROHIBIDA





El comienzo del viaje.

Ir abajo

El comienzo del viaje.

Mensaje por Noa el Vie Ago 30, 2013 8:58 pm

El comienzo.
kinyōbi de hachigatsu| 10:00 AM.

Las blancas sabanas caían por un costado de la cama. Uno de los brazos se encontraba sobre el rostro del pelinegro mientras el mismo dormía tranquilamente en su lecho. Había pasado parte de la noche despierto, se había acostado tarde gracias que continuaba con aquella novela. Sí, amante de la escritura aparte de muchas otras cosas más. Además no era una novela común y corriente la que cada noche redactaba, de no que eran memorias de su vida que quería dejar plasmadas en un libro para entregarlo a la persona indicada en el momento indicado. Quién sabe, el pelinegro mantenía la esperanza de que un día el mundo se encuentre en paz una vez más y quizás, aquella novela podría ser una llave para alcanzar la misma sin la necesidad de derramar sangre. Sueños, solamente eran sueños. Todas las personas ya se encontraban convencidas de que los mismos nunca podrían ser realidad, solamente el persistía en estos y no perdía la fe en ellos.

El día anterior, exactamente al mediodía, una carta había llegado a su morada. Una simple posada en el medio de la aldea tan humilde que demostraba perfectamente la clase social que el pelinegro poseía. Iluminada solamente por la tenue y anaranjada luz de una vela, completamente amoblada por libros abiertos y plumas entintadas. El líder de la aldea le había otorgado la misión más difícil que había realizado hasta entonces. Ni siquiera su maestro, el anterior Tsuchikage le había encomendado algo como lo que se encontraba escrito en aquel arrugado papel, amarillo, deteriorado por el tiempo. La responsabilidad de la hija de esta persona recaía sobre los hombros del pelinegro y de nadie más dejando al mismo frente al filo de una espada si algo le llegara a pasar a aquella mujer.  Pero no solamente lo dejaba en esa condición frente a toda la aldea de no que también frente a el mismo quien reprimía el amor que sentía por la mujer.

Lentamente los orbes negros del muchacho se fueron abriendo, su visión borrosa se posaba en el techo de su morada. Cuando la misma se despejó por completo se sentó en la cama y observó el reloj colgado en la pared. La hora para el encuentro con la mujer se acercaba y tenía que tener todo preparado para el mismo. Para su mala suerte, no tenía armamento que llevar, solamente iría con la simple voluntad de volver. Después de todo, era una persona con coraje y no tenía miedo de recorrer los límites entre sus naciones y la nación enemiga. Si debía ser escudo humano para salvar la vida de aquella mujer no dudaría un segundo en serlo. El tiempo le había enseñado al pelinegro a valorar más la vida de los demás que la propia. Al fin y al cabo, desde que fue entrenado por el anterior líder, el solamente era un arma al servicio del imperio.

Una mochila fue preparada con provisiones para el viaje, tal vez innecesarias pero el pelinegro se preocupaba por la fortaleza de aquella mujer. Había tenido la oportunidad de recorrer parte del mundo para encontrar el lugar donde asentarse y en esos recorridos había conocido parte de los territorios del país a donde deberían viajar. Sin embargo, la información sobre aquella aldea le era completamente desconocida, el viaje era largo no había duda de eso y la comida sería una fuente de energía necesaria para soportar este. Con la mochila preparada, el pelinegro apago todas las velas de su morada saliendo de la misma luego de extinguir la llama de la última. La entrada de la aldea era el lugar de encuentro con su amor platónico y en donde por primera vez, podría pasar un momento junto a ella. En pocos minutos el joven ya se encontraba en la misma esperando la llegada de aquella mujer. Eran exactamente las diez de la mañana. – Amegakure… - Pensó el pelinegro.


200/40 Lineas contadas en word - Calibri cuerpo tamaño 11.



Avatar y firma hechos por Luciana, Akuma no nemuri.
Narrative | thought | Speaking
Expediente
avatar
Noa
Jounin
Jounin


Información
Estadísticas:
Misiones:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo del viaje.

Mensaje por Yu - Chan el Vie Ago 30, 2013 11:52 pm

Mis ojos, estaban completamente fijos en el techo de la habitación, para ser más precisos, estaban fijos en el candelabro, que por el momento tenía las velas apagadas, pero emitía cierto resplandor cuando la cálida luz del Astro Rey, daba con suavidad sobre sus pequeños cristales de adorno. La soledad que inundaba la habitación, era algo común, al igual que la oscuridad en ella, pero la comodidad... La comodidad de un hogar, era eso que había anhelado por más de 10 años, mucho más de 10 años, y que una vez más volvía a tener. 

Con suavidad, me levante de la calidez de mi lecho, y marche directamente hasta la silla antigua, que tenía el pequeño tapado con capucha que siempre usaba, en un agil movimiento lo tome con la punta de mis dedos y marche fuera de la habitación, sumiéndome en la oscuridad y el silencio que tenían los pasillos de todo la gran edificación que era la Oficina del Tsuchikage, o en nuestro particular suceso, Tsuchikages. Al final del pasillo, se encontraba un guardia, que me esperaba con una carta en las manos. Al acercarme, su rostro figuro una leve sonrisa y enseguida me extendio una carta con la caligrafía de Vasile, -Vuestro padre, me ha dicho, que le avise que en la entrada de la aldea, le espera un muchacho que sera quien le acompañe, y que se cuide. - La voz del muchacho era totalmente cálida y dulce, por lo que le sonreí , en cuanto termino, -Gracias, Ryu, supongo que nos veremos de vuelta en unos días. - Dije a la vez que me despedía del joven muchacho y marchaba, con paso lento. 

La soledad de las calles, no era nada comparado cuando había llegado, y ahora de ese día y de los días que le siguieron, solo quedaron puros recuerdos que se habían grabado en la memoria y en los corazones de aquellos pocos que habían sabido y habían podido sobrevivir, pero la oleada de muertes que esa tragedia acarreo, eran totalmente incontables.
Al final de la calle, la figura de un muchacho se alzaba a contra luz, generando una sombra pronunciada en el suelo, y un efecto casi mágico de ilusión y belleza el cabello del muchacho pelinegro parecía brillar bajo la luz del Astro que lo bañaba por completo; cuando estaba a unos once metros de distancia de Él, mis pupilas se fijaron en sus facciones, estás presentaban la perfección de un ser que no era humano, más que en la apariencia de cuerpo... A ya, nada del pelinegro, sonreí hacía Él ,  era obvio que era quien me acompañaría, no había nadie más, -Buenos días, tú eres Noa, ¿No? - pregunté con suavidad, mientras pegaba mis pupilas a su extraño iris. 


avatar
Yu - Chan
Chunnin
Chunnin

Edad : 21
Inventario : KJAKJSKAJS (?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo del viaje.

Mensaje por Noa el Sáb Ago 31, 2013 4:28 pm

La mente del pelinegro divagó por un momento en los recuerdos de su pasado. Cada día el joven se convencía mas de que el destino le había dado la oportunidad de vivir. El simple hecho de haber podido dejar su aldea antes de que todo se volviera turbio para la misma le hacía pensar que tenía un objetivo importante en esta vida. Después de todo, de haberse quedado en la aldea oculta entre las hojas, seguramente habría estado atado a las normas de un conquistador o en otro caso, muerto por no aceptar las mismas. Pero fue gracias a la muerte de su padre que el muchacho pudo viajar por el mundo hasta encontrar a un nuevo ente que cuidara de él y le enseñara el camino que seguiría hasta el momento de desfallecer. Sin embargo, el joven aún desconocía su verdadero origen, su verdadera familia. Esta última aún se encontraba con vida en la aldea oculta entre la niebla y tarde o temprano, el muchacho debería enfrentar la verdad.

Divagando en una idea de que le esperaba en su camino, el muchacho volvió a la realidad al momento de escuchar una pregunta. Una voz  tan suave que brindaba una gran tranquilidad a su interior. Frente a él se encontraba la mujer que había logrado cautivar su corazón hace un tiempo. Después de todo, ella había llegado un poco después que el joven a la aldea y había sido reconocida inmediatamente por el hecho de ser la hija del nuevo líder del imperio. Pero eso, era lo que menos le había importado al pelinegro, era su aire, su fragancia lo que lo atraía por completo. Aquellos ojos y aquella voz que parecía sanar las heridas con solo verlos y escucharla. – Sí, soy yo – Respondió dibujando una sonrisa en sus labios posando su mirada fijamente en los ojos ajenos. Un silencio se generó en el lugar, silencio que ya se encontraba presente pero que en ese momento se torno incómodo, de fondo, como si aquellas dos personas fueran dos amantes viéndose en secreto a punto de unir sus labios en la pasión de un beso.  – Cuanto antes partamos, mejor – Menciono el joven, quebrantando el silencio.

A paso lento el joven comenzó a caminar delante de la muchacha aunque era conveniente que fueran uno al lado del otro por cualquier eventualidad. Era cierto que recién salían de aquel gran imperio que en un tiempo fue transformado en simples ruinas, pero también era necesario que los dos se acostumbren a la presencia del otro para tener una mejor coordinación si algo malo llegara a acontecer. Sí, el pelinegro era alguien que se preocupaba por sus camaradas aunque la verdadera razón de su preocupación hacía la mujer, era más los sentimientos que poseía hacía la misma. El siguiente destino en el mapa era una ciudad que se encontraba en el exterior de la aldea, en una zona dentro del país. Esta recibía el nombre de Kamirai y en la misma habitaban toda las personas que se rehusaron de seguir las ordenes del nuevo gobierno por lo que no eran amables con las personas que servían a la aldea. El tiempo que tardarían en llegar a aquella cuidad era de aproximadamente dos horas.

Era una mala idea encaminarse hacia la misma pero el muchacho deseaba viajar por el camino más corto y más peligroso siendo esa una de las primeras etapas a superar. Si optaban por el camino largo, tardarían más de lo debido en llegar y regresar a la aldea por lo que las energías de la muchacha disminuirían el doble. Por otro lado, si tomaban el camino por el cual transitaban, aunque fuere peligroso, podría formar un lazo con aquella mujer protegiéndola de cualquier eventualidad que pueda suceder. Sí, era un tanto egoísta pero era una decisión tomada. – La cuidad Kamirai es nuestra primera parada. ¿Conoce algo sobre la misma? – Preguntó el joven mientras alentaba el ritmo y se ubicaba al lado de la mujer. Su tono de voz serio solamente era una decoración para no demostrar debilidad. Una pequeña briza de viento golpeo su rostro en ese momento, mientras sus ropas negras ondearon en dirección al mismo.



Avatar y firma hechos por Luciana, Akuma no nemuri.
Narrative | thought | Speaking
Expediente
avatar
Noa
Jounin
Jounin


Información
Estadísticas:
Misiones:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo del viaje.

Mensaje por Yu - Chan el Dom Sep 01, 2013 3:02 am

Era Él. No había más que decir y discutir, era Él, solo Él... Su rostro, se me hacía familiar, bastante familiar, pero luego de tantos años, la memoria de uno llega a fallar, por más que aún me mantuviese joven, había días en los que prefería olvidar, o directamente olvidaba sin más, sin encargo mío o ajeno. Su voz, que deleite era su voz... Parecía ser una dulce melodía en un claro día de Otoño, cuando las copas de los arboles se teñían de tonalidades carmesís, y sus hojas bailaban en el compás del suelo o de las copas aún prendidas... ¡Que bella estación! Y que bellos recuerdos.
El pelinegro, comenzó a caminar, y yo detrás de Él, observando con cautela cada suave paso que daba, parecía estar tan lleno de vitalidad, tan seguro de sí mismo, tan colmado de metas arraigadas en su cabeza de años atrás, era en simples palabras: Una persona segura, de aquellas que no temen a blandir un arma sí es necesario, o blandir palabras certeras en contra de una persona.

No levantaba cabeza y menos, despegaba mis ojos rojos, del suelo, no era que me sintiese incomoda en el silencio, o con la compañía del muchacho, sí no que, simplemente quería pensar en lo que me depararía en Amegakure, con la líder de aquella aldea, que peligraba tanto, estando en los limites de la Hoja, lugar, por donde bien sabía, estaba asentado Natsuke Uchiha... Él muchacho, entonces volvió a dirigirme la palabra, a la vez que se colocaba a mi lado, de forma compañera. Levante la mirada, más no la dirigí al muchacho, solo la fije en el camino que delante nuestro se habría, - Lo que conozco, es muy escaso, lo que recuerdo, peor aún... El tiempo ha borrado fragmentos de información de mi mente, más sin embargo, por lo poco que he sabido desde que aquí llegue, es que, los que se sublevaron en contra de Vasile, habitan aquí, en moradas destruidas, al principio del lugar, pero una vez que ahondas en el camino de la Ciudad, te encuentras con fachadas parecidas a las de las aldea... - Di un leve suspiro, mientras acomodaba un poco mi cabello, que se pegaba en mi rostro, a pesar de tener colocada la capucha que ocultaba mis orejas. - ¿Cuál es la razón? Fácil, Vasile no podía permitir, que dicha gente se manejase sola y cayera en la pena de nuevo, por lo que mando a ciertos grupos de ANBUS para que se quedasen a habitar este lugar, así que, lo principal, es no dejarse engañar por la imagen del lugar.- Una sonrisa torcida se cruzo en mi rostro, al recordar una frase, tonta por lo demás sobre las apariencias y los engaños invisibles a la primera mirada de reojo. 


avatar
Yu - Chan
Chunnin
Chunnin

Edad : 21
Inventario : KJAKJSKAJS (?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El comienzo del viaje.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.